astenia primaveral

    ¡Que no te frene la primavera! Combate la astenia primaveral ;)

    ¡Se acaba el invierno, amigas! Aunque aún nos quedan días de frío, la nueva temporada queda oficialmente inaugurada y vuelven las ganas de renovarse.

    Por otra parte los largos días de sol y las temperaturas subiendo, traen consigo algunos efectos negativos. Los que sufrimos la archiconocida Astenia Primaveral empezamos nuestro peor momento. Fatiga, cansancio, migrañas pueden dejarnos K.O., para recuperar energías y buenas vibraciones la alimentación puede ser nuestra mejor aliada.

    La acumulación de oscuros y largos días de frío han dejado su huella obligando a nuestro cuerpo a trabajar más para mantener nuestra temperatura corporal estable. Nuestras defensas han tenido que luchar contra gripes, catarros y resfriados varios y están debilitadas por los cambios de temperatura, a todo esto hay que sumarle el progresivo agotamiento de las reservas de vitaminas y minerales.

    astenia primaveral

     

    Astenia primaveral: Te damos los 5 alimentos clave para recargar pilas

    Nueces de Brasil:

    Contienen selenio, un estimulante del buen humor, son tan ricas en este mineral que solo dos o tres al día pueden marcar la diferencia. Sus aliadas son las semillas de calabaza y su contenido de magnesio que promueve la relajación, favorece un mejor sueño y alivia  la ansiedad.

    Chocolate negro:

    Bien! Buenas noticias para las chocoadictas!

    Los polifenoles del chocolate negro (con un 70% de cacao) nos ayudan a elevar el estado de ánimo y combatir la depresión. Disfrutar de un par de onzas después de la cena, sin remordimientos!

    Legumbres:

    Son una excelente fuente de proteínas y fibra, capaz de estabilizar el índice glucémico y recargarnos de energía gracias al contenido de magnesio, potasio y vitaminas A, B, C y E. Son un buen sustituto de a carne y lácteos que tienden, a acidificar el cuerpo lo que dificulta la digestión y favorece la acumulación de toxinas en el cuerpo.

    Alcachofas:

    Contienen vitamina A, grupo B, C, E, K y J, son ricas en antioxidantes y ayudan a purificar el hígado, así como para controlar los niveles de colesterol en la sangre.

    Semillas de lino:

    Tan solo dos cucharadas soperas al día contienen 133% de la dosis diaria recomendada de ácidos grasos omega 3!

    Molidas, añádelas a tus ensaladas, batidos o zumos, te ayudarán a combatir el estreñimiento y a sentirte más ligera.

     

    Fotografía: © Jupiterimages/iStockphoto

    Hedonista y disfrutona, enamorada de la vida, he hecho mía la frase de Hipocrates "Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina".

    THE SHELF NETWORK

    Instagram