La ensalada ¡plato estrella del verano!

    En casa, de picnic o en el chiringuito de playa, una buena ensalada es la protagonista de la mesa en verano, apetece comer algo fresquito  y…¿ligero?

    ensalada3

    Para que nuestra ensalada por sí sola sea capaz de cubrir las necesidades de una comida completa (fresca y rápida), la selección de los ingredientes debe conseguir, equilibrio nutricional, buen sabor y textura, es importante que todo sea fresco (estos días de tanto calor es mejor comprar poco y a menudo), ya que no hay nada más triste que una ensalada mustia o un sinsentido que nada tiene de saludable como ir echando en un bol al tun tun todo lo que vamos encontrando en la nevera.

    Es importante que nos llene y nos recargue de energía sin dejarnos al final hambrientos o mucho peor, con una sensación de hinchazón.

    ensalada1

    Lo primero: ¡variedad!

    Una mezcla de ingredientes bien hecha puede ser una experiencia gastronómica de lo más placentera,  mezcla algo amargo , algo dulce, crujiente y cremoso, acido y salado, cada bocado tendrá una sorpresa para nuestro paladar, sin olvidar mezclar colores, rojo, naranja, verde, blanco, morado, ¡la comida también entra por los ojos!

    ensalada 2

    Las hortalizas son las que nos van a dar la mayor parte de los nutrientes y la sensación de saciedad,  sean bienvenidos pues, aguacates,  pepinos, tomates (aprovecha que son de temporada, en ningún otro momento del año los vas a encontrar tan consistentes y con tanto sabor), si nos limitamos a mezclar hojas y  solo hojas por mucha variedad que pongamos nos quedaremos con hambre!

    ¡No olvidemos las proteínas!

    Para que no nos falte de nada podemos añadir algún ingrediente con proteína, nunca más de uno para que no se convierta en un plato de laboriosa, larga y difícil digestión. Podemos elegir entre queso fresco, mozzarella, feta, pollo, huevo o pescado, como atún, gambas, salmón, o si lo preferimos proteína vegetal, como lentejas, habas o garbanzos.

    La ensalada perfecta ¡Ojo con el aliño!

    Olvídate de las salsas de bote, llenas de azúcar, grasas y sabor artificial, el mejor aliño lo puedes  hacer tú en un abrir y cerrar de ojos.

    ensalada salsa

    Hay vinagretas, salsas ligeras con base de yogur que puedes preparar con antelación  y se conservan en la nevera perfectamente un día o dos.

    Nuestro básico en todo caso será un buen aceite de oliva virgen al que le podremos añadir vinagre (el de manzana es más suave), zumo de limón,  salsa tahini, yogur,  mostaza… La proporción será una parte de vinagre (o límón) por 4 de aceite y a partir de ahí podemos innovar y volvernos creativos.

    Podremos añadir, aceitunas, semillas, frutos secos o taquitos de fruta, pero hay que hacerlo al final o corremos el riesgo que al aliñar y remover se nos queden todos en el fondo!

    Disfruta del verano y sus manjares 😉

    Hedonista y disfrutona, enamorada de la vida, he hecho mía la frase de Hipocrates "Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina".

    THE SHELF NETWORK

    Instagram