Biodanza, una nueva forma de conectar con el cuerpo y las emociones

 

Hace unos meses comencé a practicar biodanza, y la verdad es que me está cambiando la forma en la que me percibo a mí misma y concibo el mundo. Es complicado intentar definir qué es la biodanza o qué se hace en una clase de biodanza. Siempre que lo intento siento que me quedo muy lejos de conseguir que la otra persona entienda qué hacemos. Lo más que consigo es que se llene de más confusión sobre el tema. La única forma es «sentirlo», es ir a una clase y probar por uno mismo.

¿Qué es la biodanza?

Según Pilar Peña, mi profesora, «la Biodanza, danza de la vida, es un sistema de desarrollo humano, autoconocimiento, integración y crecimiento que tiene como finalidad desarrollar los potenciales innatos para crear una identidad saludable. 

biodanza

La música, el movimiento, la emoción y el grupo son los componentes de este sistema que lleva a la persona a redescubrir el placer de sentir y la capacidad de expresarse.

Es una oportunidad para todos aquellos que quieren conectarse con su propio cuerpo, sus emociones, sentimientos y afectos, en busca de un lenguaje corporal expresivo a través de la «vivencia», que se define como: sensación intensa de vivir «aquí y ahora», que llevará a cada uno a construir una vida basada en una verdadera comunión consigo mismo, con el otro, con la naturaleza y, en definitiva, con la propia vida.

biodanza

La Biodanza busca comprender al ser humano en su dimensión holística y restaurar, mediante el vínculo afectivo personal y con los otros, la integración del individuo. Los potenciales de felicidad tienden a alcanzar estados cada vez más intensos de satisfacción con la vida. Cada individuo aprende a expresar todo su potencial, buscando un enfoque más integrado y significativo.

Partiendo del principio de que el ser humano tiene la capacidad de reinventarse continuamente, la Biodanza posibilita el desarrollo de los potenciales humanos dentro de un contexto sensible y creativo de encuentro humano, el grupo.

La biodanza te ayuda a restablecer tu armonía, mediante la integración entre lo que sientes, lo que piensas y como actúas en tu vida. Así la comunicación fluye, pasando a suceder naturalmente.»

 

¿Cómo se trabaja en biodanza?

La biodanza utiliza una metología vivencial, por tanto el principal acceso al aprendizaje y reaprendizaje, es la vivencia (instante vivido con intensidad aquí y ahora). Los medios que utiliza son la música, el movimiento y el grupo. Durante una sesión de Biodanza, la músicas y ejercicios se organizan de acuerdo a un modelo teórico operativo, cuyos mecanismos de acción tienen bases científicas y teóricas además de experimentales.

«Las sesiones se estructuran de tal manera que se consigue la inducción e integración de las cinco líneas de vivencia:

  • Vitalidad: a través de músicas rítmicas, alegres y lúdicas, permite la autorregulación entre la actividad y el descanso, el yin y el yang, y potencia la salud.
  • Sexualidad: favorece la conexión con el placer de vivir y con la expresión y el desarrollo del potencial erótico. Despierta la fuente del deseo y la conexión con la identidad sexual, disminuyendo su represión.
  • Creatividad: favorece la expresión y aumenta la creatividad artística y existencial.
  • Afectividad: induce la capacidad de conexión con los a través del vínculo, el abrazo, la caricia y la empatía, desarrollando sentimientos de fraternidad y solidaridad.
  • Trascendenciadesarrolla una profunda conexión con la naturaleza y el sentimiento de pertenencia al cosmos, mediante la disminución del ego.»

biodanza

Sin dudarlo yo lo recomiendo al 100%. ¿Estás preparada para danzar?

Fotos: Pilar Peña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.