Mascarilla AfterSun DIY

Después de la exposición a la luz solar, la piel necesita una inmersión completa de hidratación y la nutrición. ¡Aquí están algunos remedios ad hoc!

crema solar

En verano, después de un caluroso día al aire libre, nuestra piel se “estresa” se vuelve más sensible y necesita un extra de mimos y un plus de hidratación y nutrición. Bajo los rayos del sol y altas temperaturas pierde una gran cantidad de agua que luego hay que reponer para evitar la deshidratación acompañada de esa molesta sensación de tirantez y sequedad. Para calmar la irritación es importante después de la ducha dedicarle unos minutos y aplicar after-sun.

Para mejorar la acción de los productos específicos que nos ofrece el mercado, puedes ayudar con la preparación de mascarillas caseras y aplicarlas en tu rostro y escote después de un “sufrido” día de sol, preferiblemente por la noche.

Mascarilla de pepino y manzana

Perfecta para dar alivio y rescatar la piel maltratada por el exceso de sol y muy fácil de preparar.

Mezclar medio pepino con media manzana y leche de arroz integral bien fresquita (el arroz contiene ácido linoleico y aporta las ceramidas que les viene bien a las pieles secas y escualeno, un potente antioxidante que estimula la producción de colágeno en la piel).

mascarilla

Aplica la mezcla en la cara y deja actuar durante unos 15 minutos.

El beneficio lo notarás de inmediato, incluso en presencia de quemaduras solares.

Mascarilla con aloe vera y  yogur blanco

Una máscarilla súper sencilla, con grandes propiedades calmantes y anti-inflamatorias, ideal si la piel está muy enrojecida y congestionada.

mascarilla aloe vera

Basta con mezclar los dos ingredientes, el gel de aloe es fácil de encontrar en la herbolarios o farmacia aunque lo ideal es tomar una parte de la hoja, abrirla y aplicar directamente la gelatina que sale del interior sobre la parte quemada y dejar en el rostro durante 15-20 minutos. Retira con cuidado con agua tibia y aplica una crema hidratante.

Mascarilla de aguacate y miel de Manuka

El fruto más hipster nos vale tanto para un batido como para un tratamiento de belleza post-playa ideal para nutrir e hidratar la piel en profundidad.

Mezclamos aguacate maduro triturado con un tenedor y una cucharadita de miel de Manuka orgánica  y una cucharadita de yogur natural. La miel de Manuka es el resultado de un proceso en el que las abejas polinizan su néctar del arbusto Manuka, que se cultiva en Nueva Zelanda, contiene una alta carga de antioxidantes y colágeno, ayuda a mantener la piel hidratada y suave.

Aplica la mezcla en la piel del rostro y el escote y deja actuar sin prisas, incluso durante 20-25 minutos. Con cuidado, retira y aplica una crema hidratante.

agua vaporizada

Si vas con prisas o tienes un dia especialmente “vago” y pasas del DIY, después de la ducha y/o antes de acostarte pulveriza en tu rostro un poco de agua termal es mano de santo contra la deshidratación, equilibrará y estabilizará tu PH  sus minerales ayudan a la regeneración de la piel. ¡Si lo guardas en la nevera la sensación de frescor y alivio se multiplicará por mil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.