Lugares con (mucho más) que encanto: Tossa de Mar

 

Aprovechando los último coletazos del verano quiero recomendar un lugar espectacular para ir de vacaciones: Tossa de Mar, un pueblecito de Girona que desprende magia por cada uno de sus rincones.

Tossa de Mar tiene todo lo bueno de la playa y lo mejor de la (baja) montaña: playas espectacular y montañas frondosas por las que perderte caminando (literalmente). El casco urbano del pueblo no tiene nada que envidiar a la parte de la naturaleza, ya que la gran parte de las casas guardan una estética muy mediterránea: casas bajas y blancas, decoradas con plantas. Todo muy «cuqui».
Castillo tossa de mar

Mi viaje fue así:

Mi amiga Laura (@lagonme) y yo nos fuimos a pasar 4 días en Tossa de Mar, como salíamos desde Valencia y la carretera hasta allí tiene tanto peaje hicimos un BlablaCar (la mejor decisión del mundo) Era la primera vez que usábamos esta app para viajar y la experiencia no puede ser más positiva. A la ida íbamos con una pareja de adolescentes muy entrañables y a la vuelta uno de los pasajeros no acudió a la hora a la que habíamos quedado. Al no acudir se lo comunicábamos a Blabla y a los 3 días ya teníamos el dinero correspondiente ingresado en nuestra cuenta, #bravo. Sin duda BlaBlaCar se ha ganado dos fans incondicionales 😉

Llegamos a nuestro destino fácil, lo complicado (una verdadera odisea) fue encontrar aparcamiento en Tossa de Mar, ¡qué angustia! Estuvimos como alrededor de 1 hora para encontrar aparcamiento, menos mal que al final no estaba demasiado lejos del hotel, pero desde luego, lo peor del lugar es, sin duda, aparcar. Está plagado de zonas de aparcamiento de pago y por 6€/día puedes dejar el coche allí, pero claro…6€/día implicaba un recorte en piscolabis que no estábamos dispuestas a pagar XD. Un par de locales nos dijeron que al final de la tarde es un poco más fácil encontrar sitio para aparcar (hay mucha gente que va a pasar el día a la playa)tossa de mar

Llegamos al hotel (Hostal Macaya), muy céntrico, a una calle de la playa, muy barato y muy ruidoso, pero la relación calidad-precio fue genial, la verdad. En Tripadvisor hay de todas las opiniones, pero si queréis algo barato yo lo recomiendo, la verdad. Tampoco se le puede pedir peras al olmo.

La zona urbana está plagada de bares y de tiendas, es espectacular el ambiente que hay a todas horas. Sobre todo hay turismo familiar. El precio de los bares es muy asequible, si bien es cierto que la comida en alguno de ellos no es para tirar cohetes, pero bueno…

La fiesta si queréis también hay, de hecho una noche llegamos a casa a las 7 de la mañana ¡! Había una fiesta latina en un pub de allí que se llama Sivas, cubatas baratos y buen ambiente, así cualquiera se lía!

Las playas son preciosas, el castillo de la Bahía de Tossa podría ser perfectamente una localización para próximas temporadas de Juego de Tronos, de hecho no entiendo porqué no lo ha sido ya. El castillo se conserva en perfecto estado y el contraste con la bahía lo hacen aún más majestuoso.

img-20160823-wa0015

Además de la bahía, Tossa de Mar tiene calas alucinantemente bellas y para poder descubrirlas solo necesitas unas zapatillas deportivas, escarpines, agua y un sombrero. Hay una ruta que recorre toda la costa por el bosque y el contraste de la frondosidad con el agua cristalina es un espectáculo visual digno de disfrutar. La ruta se llama «Camí de Ronda» ¡ojo! en Wikiloc ponen que es una ruta fácil, pero no lo es, tiene subidas y bajadas muy pronunciadas, con mucha gravilla que te hace resbalar y muchas veces el sendero no está marcado, lo que hace que sea bastante difícil de seguir (nosotras nos equivocamos bastantes veces, pero nos reímos muchísimo la verdad). Durante la ruta puedes ir accediendo a algunas de las calas a las que solo podrías acceder con barco y además de estar solitarias son impresionantemente bonitas.

El año que viene pretendo volver 😉

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.